Para muchas parroquias, rezar el Via Crucis durante la cuaresma con los jóvenes supone una verdadera dificultad. Muchas veces es percibido como algo antiguo, aburrido, monótono. Es por esto que Life Teen ha preparado un material para poder acercar la contemplación de la pasión de Nuestro Señor a los adolescentes, a través de unas reflexiones cercanas y potentes, que les hablarán de tu a tu y les ayudarán a hacer experiencia de fe durante el camino.

Mientras seguimos a Jesús en el Vía Crucis, las catorce estaciones puestas alrededor de la Iglesia nos dan una idea del trágico drama de la lucha entre el bien y el mal, entre la luz y la oscuridad, la verdad y la mentira. El Vía crucis no es una historia sentimentalista en la que somos unos meros espectadores. En cada alto de este camino nos encontramos con un Dios que no es distante ni indiferente, sino que viene a morar entre nosotros, compartiendo nuestro sufrimiento y muerte, invitándonos a compartir su propia vida divina. Así cuando nos encontramos cara a cara con Dios, que es Amor, somos invitados a ponernos entre los diversos personajes y acciones de cada estación, para responder personalmente en el drama que nos envuelve. El encuentro con el rostro del Amor nos ayudará a evitar y vencer la tentación de ser egoístas e ignorar a Dios, y nos estimulará a darnos generosamente a Dios y a nuestros hermanos.

Te animamos a probar este material y este recurso para tu parroquia:

DESCARGAR MATERIAL